28/2/11

Saco pasaje para todos?

Una de las características propias del ser humano, es la de ser un buscador.
Por naturaleza estamos destinados a buscar en la vida aquello que nos hace plenos o lo que es mas común mencionar: felices.
Esa búsqueda la intentamos en todas las áreas de nuestra vida: estudio, trabajo, relaciones, hasta el lugar en donde sentirnos plenos.
Muchas veces esa se hace de forma consciente, planificando en función de gustos o necesidades por los que nos ponemos metas: "cuando sea grande quiero ser", "me gustaría tener", "quisiera conocer un/a hombre/mujer", y así con infinidad de situaciones a lo largo de nuestras vidas.
Hay personas que vislumbran con más claridad que otras aquello que sueñan, anhelan, y otros que nos volvemos lo que llamo: buscadores.
El buscador tiene como primer meta encontrar que es lo que lo completa. En esa búsqueda, el prueba y error va definiendo aquello que quiere ser, aquello que quiere tener. Y es en la búsqueda que va encontrando, mas allá de un algo, la plenitud en el buscar.
Nada esta bien o mal. Nada es lo correcto o incorrecto. Simplemente al buscador le resulta un poco más difícil definirse y le resulta igualmente placentero el viaje tanto como el destino final.
Y cuando lo que lo hace pleno no aparece? Viaja. El destino? el interior de uno mismo. 
Lo complejo del viaje al interior estos días es el tiempo, entonces el camino es más bullicioso, distrae y se traba en las ocupaciones del día a día.
Cuántas personas conocemos que desearía hacer un viaje largo en busca "de un no se que"? Cuántas personas a nuestro alrededor después de las vacaciones llegan con proyectos para emprender y llenos de entusiasmo?
Y no fue el lugar de destino, cómo tampoco la magia del mismo, fue el tiempo dedicado al ocio. El tiempo dedicado a uno alejado de las distracciones diarias fue lo que nos pago el pasaje a ese camino y no la tarjeta de crédito o el efectivo en el bolsillo.
Entonces, si el destino del viaje no es lo importante, así como tampoco la distancia del mismo, entonces qué es? Lo importante radica en cuanto espacio nos damos alejados de la tecnología, de las presiones, de los compromisos y nos armamos un lugar para mimarnos.
Encontrarnos a nosotros mismos puede ser en la India, como en la bañadera de casa, una noche cualquiera, en un baño de relax, solos y buena música.
Probamos?

2 comentarios:

Jessi dijo...

Qué lindo y qué cierto Barbie!
Gracias!!
Probaremos claro!!
Abrazos barilochenses!!

ceci dijo...

Sí!!!! probemos. Tenés mucha razón! No hay que buscar en el afuera las respuestas que están adentro.