9/5/08

Sin ser 28 de Diciembre... que la inocencia me valga...

Me llegó esto por mail y creí inocentemente justo, divulgarlo... ojalá hiciera algún efecto... más inocencia de mi parte...

Ante todo disculpe si no la llamo 'Presidenta', como a Ud. le gusta, pero pertenezco a una generación
donde todavía íbamos a la escuela y se nos enseñaba que algunos términos - por ejemplo 'Asno' ó
'Ministro'- no tenían género.
Despierte Señora Presidente! de sus sueños oníricos de vuittons, cartiers y hermes y verá que en el
campo no tienen blackout como Ud. en Olivos, se despiertan al alba y mientras Ud. duerme el sueño
aconsejado por sus cosmetólogas para intentar mejorar su aspecto (con dudoso resultado), ellos y
ellas TRABAJAN en el campo de sol a sol.
Despierte Señora Presidente! Recuerde que la historia no se equivoca y, sistemáticamente, se repite.
Recuerde que, ya hace mucho, Nerón prendió fuego a Roma como una demostración de su poder. Así le fué. No incendie Ud. nuestro país sólo para intentar demostrar que Ud. no es una 'mujer débil'.
Despierte Señora Presidente! Recuerde que, ya también hace un tiempo, hubo un tipo que se llamaba
Ulises que escapó de la muerte por lograr resistir el canto de las sirenas.
El mismo canto que Ud.
escuchará hoy en la plaza de los niños cantores Delía, Moyano y sus acólitos.
Despierte Señora Presidente! Recuerde que la 'redistribución social del ingreso' que Ud. propugna
ya fue intentada por Robin Hood y que no suena muy equitativo confiscarles a los pobres que trabajan
para darles a los pobres que no trabajan porque no tienen tiempo ni les conviene porque deben asistir a las concentraciones ordenadas por su Corte.
Quédese tranquila que su ministro de ninguna forma le aplicará a Ud. retención alguna sobre sus
ingresos, pese a que -según sus propias manifestaciones- los mismos se quintuplicaron sólo
de rentas ¡sin trabajar!
Despierte Señora Presidente! Todos sabemos que los que la rodean deben destinar en exclusividad su
tiempo a aplaudirla lo que, lamentablemente, los priva de practicar ese noble deporte declarado por
Ud. en extinción que es el TRABAJO.
Despierte Señora Presidente! Existe un pueblo Argentino distinto de SU pueblo (el de las prebendas, los planes Trabajar, los de Jefas y Jefes del hogar, etc. etc.). Existe todavía un Pueblo Argentino con distintos valores y que aún cree que la mejor manera de ganarse la vida consiste en TRABAJAR.
¡¡¡¡DESPIERTE SEÑORA PRESIDENTE!!!!!
Ojalá el estruendo de las cacerolas la despierte de su sueño de soberbia, agresión injustificada, violencia y resentimiento.
Ojalá, por el bien de todos los argentinos -y también por el suyo- no haga falta un estrépito mayor que el de las cacerolas para despertarla......Dios no lo quiera.

Alfredo Salvat
E-Mail: salvat@gigared.com.ar

4 comentarios:

La Incondicional dijo...

Buenísimo!

Jota dijo...

Acá lo tienen al autor, el abogado Alfredo Salvat, departiendo amablemente con amigotes como Juan Carlos y Lili Monsegou en una “carpa VIP” instalada el año pasado en el Hipódromo de Palermo para disfrutar el Premio Carlos Pellegrini:

http://www.mirabaires.com/mirabaires/mirabaires_popups/popup_mirador.php?idMirador=1655&idFoto=27063

A ver si despertamos todos!

Guso dijo...

Kristina no está dormida, está bien despierta. Ella y su nefasto marido se están tomando revancha 30 años después. Recordemos que el imbécil de Néstor en su primer discurso en la plaza de mayo dijo: volvimos! En referencia a cuando Perón (otro nefasto) los había hechado de la plaza.

Fernando (Nerd Gaucho) dijo...

Creo que los que tienen que despertar son los sojeros, y los caceroleros paquetes de Recoleta.

Muchos laburantes de clase media que vivimos el desempleo de los 90 (seguramente uds. no) estamos dispuestos a defender este modelo.

Soy monotributista cat. "C" y nadie me regaló nada.

Si tienen algo de sentido común y pueden dejar el odio de lado, les sugiero leer las recientes declaraciones de Joseph Stiglitz, premio Nobel de economía:

-----------------------------------------
ayer, el premio Nobel de Economía redobló su apuesta: defendió las retenciones como herramienta para combatir la inflación y aseguró que "a lo mejor hay protestas por las retenciones, pero estas son preferibles a que la gente se muera de hambre".

Stiglitz estuvo sólo por algunas horas en Buenos Aires, donde brindó una conferencia sobre "La economía argentina y su nueva inserción en el mundo". Apenas bajó del avión que lo trajo desde Nueva York, conversó con Clarín.

-¿Cómo ve a la economía argentina, dado el nuevo contexto internacional?

-Los últimos años han sido memorables. El crecimiento que ha registrado Argentina es mucho más que sólo una recuperación desde la crisis. Es una performance muy impresionante. Es cierto que este crecimiento ha sido ayudado por un contexto beneficioso con un alto precio de los commodities agrícolas, pero también es cierto que hay países que exportan commodities agrícolas y no han crecido tanto como la Argentina.


-¿Cómo evalúa las medidas que está aplicando el Gobierno, como las retenciones o los controles de precios?

-Son muchos los países que intervienen en el mercado con impuestos que permiten regular el precio de los alimentos. Si se hace de la manera correcta, funciona. Yo recomiendo que se considere esta herramienta como variable para contener la inflación. Las protestas contras la retencioens son preferibles a que la gente se muera de hambre, eso está claro. Además, los impuestos a las exportaciones e importaciones le dan a un gobierno una herramienta para fortalecer las inversiones en el terreno de la acción social, y eso también es importante, en especial en países en vías de desarrollo como la Argentina.

-¿En qué medida depende la llegada de las inversiones del "clima de negocios"?

-El mejor clima de negocios es una economía en crecimiento. Si hay una economía que crece, al 6% anual, eso ayuda. Obviamente, son importantes también la infraestructura, el nivel de educación, y la innovación tecnológica. Pero lo que las empresas se preguntan siempre es: ¿qué tan fácil es hacer negocios en un país? Sin duda, la Argentina, -como muchos otros países de América Latina-, sufre todavía las consecuencias de la aplicación de las medidas del consenso de Washington, que hicieron que hoy el país esté claramente "subinvertido".

-La semana pasada cambió el ministro de Economía en la Argentina y los mercados reaccionaron, en lo inmediato, mal ante esta noticia.

-Hay un vínculo muy frágil entre el mercado financiero y la economía real. Los gobiernos no deben focalizarse mucho en lo que pasa en el mercado financiero, porque son movimientos de corto plazo y no son relevantes. Lo que deben hacer es poner el foco en los movimientos de inversión de largo plazo.
-----------------------------------------

salute
FC