22/6/09

El trolley de nuestra vida

Cuan difícil resulta ser feliz.

Pero no porque sea de por si difícil, sino porque hacemos hasta lo imposible por complicarnos las cosas.

Soy consiente que hacerse cargo de que somos los únicos responsables de lo que nos pasa no es fácil y menos divertido.

Cuanto mas sencillo y despreocupante sería poder acusar eternamente al mundo por cada uno de nuestros conflictos sin resolver?

Cuanto menos incomodo sería si acusamos a otros de cada vivencia y lo hacemos pagar por nuestras penas?

Y llenarse de excusas como no se, no puedo, no me sale?

Pero no.
Somos los únicos que podemos hacer la diferencia en nuestras vidas, los únicos que llevamos el timón y por ende las decisiones de nuestro rumbo.

No complicarse, dejarse sentir, escuchar lo que solo nosotros podemos en nuestro interior y elegir eso que sabemos nos hará felices.

No es difícil, solo hay que animarse y responder a la pregunta mas compleja y decisiva de nuestras vidas y que se hace a miles de metros de altura "Pasta o Pollo?".

3 comentarios:

Lorena Frost dijo...

Esa es la gran duda que nace en el avión y se tasnforma en cientos de dudas más. Lo bueno es ir probando, con el tiempo te vas dando cuenta de lo que realmente querés, y una vez que lo sabés, las dudas desaparecen, hasta encontrarse con nuevas, pero siempre eligiendo y sabiendo que si el pollo no nos gustó, debemos esta vez optar por la pasta.

Barbie dijo...

excelente...eran las palabras que le faltaban a mi post!

vero dijo...

me gustó mucho baaaaaaaaaaaaar!!!! mucho mucho! y el cierre? genial! perdón, GENIAL! publicaloooo en gata flora! jaja!