18/1/10

Yo


Tomar conciencia de nosotros mismos es un ejercicio de día a día. Solo con la práctica se puede lograr y obtener los resultados que esperamos conseguir.
Si queremos un ascenso, un aumento de sueldo, tenemos que tomar conciencia de quiénes somos y la clase de recurso que somos para nuestras empresas; si queremos bajar de peso, debemos tomar conciencia de nuestro cuerpo y de cuanto o cuan poco lo estamos cuidando; y así con cada uno de nuestros dominios.
Tomar conciencia implica escucharnos, prestar atención de cómo se manifiesta en nosotros cada emoción y no dejarla pasar. Cuando ignoramos esas señales, algo por nosotros habla, nunca pasa como si nada.

No es sencillo, requiere de mucho coraje, significa que vamos a estar ocupándonos de lo que como resultado de ello se genere.
Puede doler, puede incomodar, pero de algo estoy segura: nos permitirá crecer y encontrar más fácil el camino a la persona que queremos ser.

1 comentario:

vero mariani dijo...

amen.
te quiero!