8/4/08

Hoy soy un MIG 29


Existen momentos en la vida, en donde el carreteo para poder despegar se hace difícil.

Podemos parecer esos aviones que cuando llegan a un extremo de la pista, detienen su marcha y vuelven a empezar, pero no logran un despegue digno.

Otras veces ni siquiera calculamos el carreteo necesario para lograr el objetivo, y sólo logramos estrellar nuestros sueños.

También están aquellos que, cual aviones de guerra, necesitan la ayuda de la catapulta, que les permite el impulso que por falta de espacio no puede darles el carreteo.

Todos pasamos por los distintos despegues a lo largo de nuestras vidas, es verdad que algunos ni siquiera intentan despegar.

Más allá de ser lo importante el vuelo, prestar atención al despegue no es una tarea menor.

9 comentarios:

Zeb dijo...

Creo q es una cuestión de tiempos y momentos...de a q le prestamos atencion en cada momento...

X ej...si vas a despegar, para q pensar en el destino del vuelo? Es el momento de concentrarse en el despegue...y así sucesivamente...

Vamos barbie...anímese a despegar, q es más q claro q tenes tus alas...

Beso

Barbie dijo...

Zeb: así es!! por eso soy un MIG!! necesito un impulsito pero entramos en tiempo de despegue!!!

Rayu dijo...

yo siempre sueño con aviones que despegan pero se caen ahi nomas...

me dijeron que era el miedo a que mis proyectos no se concretaran...

suena lógico, no?

Barbie dijo...

Rayu: es muy factible que se pueda leer de esa manera el sueño. El tema es despegar ignorando el miedo, que lo único que hace, es detenernos y nunca llegar.

Germán dijo...

el Mig 29 necesita una catapulta para despegar???

Barbie dijo...

Germán: FYI así se llama al sistema de los barcos porta aviones para colaborar con el despegue de los aviones.

Lorena Frost dijo...

A mi me trajo un Boing 777 con mas turbulencia que una montaña rusa, el despegue y aterrizaje fueron exitosos y correctos (por suerte), asi que estoy de vuelta, esperando un nuevo ascenso.

Romina dijo...

No trastorna el ánimo del varón fuerte la avenida de las adversidades; siempre se queda en su ser, y todo lo que le sucede lo convierte en su mismo color, porque es más poderoso que las cosas externas. Yo no digo que no las sienta, pero digo que las vence y que, estando plácido y quieto, se levanta contra las cosas que le acometen, juzgando que todas las adversas son examen y experiencias de su valor.

Barbie...
Te regalo esta cita de Seneca...espero que te guste y te de ese empujoncito que te esta faltando...
Beso enoooorme!
Chus

Barbie dijo...

Chus: Gracias por pasar, y escribirme! Este MIG 29 no necesita catapulta, tiene quien la acompañe de la mano y eso me hace feliz!!!

Besos
Te veo pronto