19/3/08

Vuelta de hoja...



A veces la tristeza no nos permite ver las cosas tal cual son, solo como están. Y si que hay una gran diferencia allí.

La muy turra nos tiñe de gris la realidad, empañando muchas veces nuestros sueños, cargando en nuestras espaldas dolores que en ese momento no podemos darnos cuenta que son pasajeros.

Si la dejamos que se apodere de nosotros, nos quita toda posibilidad de acción. Nos quita la capacidad de ver todas las herramientas que tenemos para salir de allí y muchas veces tampoco nos permite ver todo lo valioso que tenemos junto a nosotros incluso la gente que nos quiere y está para darnos una mano.

El tiempo ocurre a una velocidad tan lenta, que creemos que los días tienen 60 horas. Todo pasa tan despacio que a la distancia una semana se asemeja a un mes.

Hoy tuve que relatar un acontecimiento personal en plena tintura gris y aquello que me parecía gigante hoy es pequeño, todas las cosas a las que le dí poder y autoridad, hoy son insignificantes. Los lugares que creía inmensos, son pequeños.

Pude ver cuanto corrí de mi lado por miedo, por no sentirme capaz de llevarlo adelante, por creer únicamente en lo que esa tintura me dejaba ver y elegí creer.

El relato traía consigo las emociones representadas en el pecho, pero sin permiso de quedarse.

Al plasmarlas en el papel, les quite la importancia que un día les deje tomar cual dictadura y se la quite por completo.

3 comentarios:

Lorena Frost dijo...

La tristeza es un sentimiento horrible. Pero el miedo es peor, porque a veces hasta provocamos la angustia nosotros mismos. No tener miedo, te hace más fuerte y estar mas fuerte, te da una altura que hace ver los problemas menos intensos. Gracias por volver, tenés una manera de escribir muy parecida a lo que siempre pienso yo. Besos!

Ditaur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Zeb dijo...

Suele pasar q con el tiempo uno puede ver las cosas desde otra perspectiva...

Tristeza...cada vez me convenzo más de que lo q no te mata, te hace más fuerte...

Y siempre...pero siempre...uno puede aprender una lección de todo lo que pasa....aunque a veces lleve mucho tiempo hacerlo...

Welcome back! :o)

Beso!