23/2/08

Entre copas


No duelen tanto las lágrimas de un amor no correspondido, como aquellas que se derraman por errores cometidos.

Esos errores que uno sabe que en otro momento no hubieran sido tan importantes y en un contexto especial, pueden derrumbarlo todo.

Que es lo que hace que el ser humano no entienda cuando decir BASTA? Que es lo que hace que en un momento de poca lucidez no sepamos callar?

Supongo que la misma condición humana o simplemente en este aprender a ser adultos cometemos errores que duelen.

Quisiera que esos errores, puedan sanarse y poder decir, “demos vuelta la pagina, vale la pena”.

3 comentarios:

Zeb dijo...

No te das una idea de cómo me llegaron tus palabras...

Hoy lloro por errores míos...y errores ajenos...q hicieron q intentemos dar vuelta la página...para encontrarnos con que del otro lado estaba escrito lo mismo....

Ex-periencia MOROCHA dijo...

Yo creo que actuamos demasiado con el corazón y no con la razón...en cuanto a las relaciones humanas.

Por eso es difícil decirle basta a los sentimientos

Roky Rokoon dijo...

claro que pueden sanarse, las heridas tardan en cicatrizar, pero cicatrizan, el tiempo lo cura, no se olvida, pero alivia