28/1/08

SIN MENTIRAS!!...Y vivieron feliz???...

Me gustaría organizar junto a las mujeres de 30 o cercanas a esa edad, una quema de cuentos de nuestra época, del estilo Cenicienta, Blancanieves y la Bella Durmiente.
En nuestra educacion creo q la existencia de los mencionados relatos a influenciado de manera nociva nuestra salud mental.
Sí, quien no creyó durante demasiado tiempo tal vez de la existencia de un príncipe que nos salvara de cualquiera de las desdichas que tuviéramos? quien no creyó en algún momento en felices por SIEMPRE?.
Nadie nos cuenta si esas "minitas" antes del principe habian pasado por otras experiencias de relaciones que no habian sido tan afortunadas, o despues del final que nos declaran, como era la convivencia y menos como era crecer al lado de ellos, "los principes".
Fueron siempre exitosos?, seguro que no, alguna habrá sido cornuda?
Creo que lo mas sano para las generaciones que nos vienen pisando los talones, seria escribirles un cuento en donde la protagonista busque su felicidad mas allá de un hombre, que no sueñe con casarse y tener hijos únicamente, que la felicidad que persiguen o para la que trabajan, pase por otro lado y no necesariamente por lo conseguido a través de una firma o la entre pierna de un hombre.

Recuerdo que mamá no me dejaba ver novelas a mis 10 años, y eso que eran boludeces al lado de las de hoy, porque me decia "la vida no es asi" y recuerdo tambien como fue la experiencia de darme cuenta con el paso de los años que no era tan distinta... entonces, mama: lo unico que querias era que tardara un poco mas en darme cuenta que Crystal tenia mas realidad que Cenicienta!!!

Los cuentos deberían tener mas realismo del que tienen, los niños son personas pequeñas no ingenuos.
Hoy muchos viven en familias cuyos padres están separados, donde alguno de los padres ni esta presente, incluso hay niños que son criados por otras personas que no son sus padres, entonces, dejemos de venderles un FELICES POR SIEMPRE! enseñemosles que la felicidad es la construccion de momentos, que no se es feliz eternamente o todo el tiempo, y esto no es resentimiento, sino una realidad...
Voto por mas cuentos de la pedagogía waldorf y menos de la tradicional y lo digo con fundamentos, orgullosa de ser pedagoga pero no de vivir los rostros cuando Pepito que papá se fue de casa con una pendeja escucha "y vivieron felices", así como Juancito que pregunta "por que mi mama no vivió feliz por siempre?"... y viví en persona la frustracion de darme cuenta que el señor D, no era exactamente el principe azul ... o se destiño en el camino...

7 comentarios:

Rayu dijo...

mmm aquí Barbie no sé si estoy tan de acuerdo...

creo que uno, de niño, lo toma tal cual... como un cuento... pero que llena a quien lo lee (o lo ve) de esperanzas, de que alguna vez puede suceder. Lo mismo con las pelis de amor... no me digas que no lloraste con los puentes de madison, o con un camino a las nubes, pensando, por que mi vida no puede ser asi y sin embargo tampoco dejaremos de ver pelis de ese estilo...

no soy pedagoga... ni mucho menos... pero no esta mal enseñarles que se puede estar bien y no la cruda realidad de "a todo el mundo le pasa esto" "olvidate de ser feliz"...

no se... yo creo que ya sea como niña en cuentos de hadas, o como mujer en historias de amor, yo quiero que sigan y quiero vivir alguna historia así alguna vez, aunque sea un momento...

un beso grande... flor

Rayu dijo...

por eso... como vi matrix pienso que estamos en un mundo paralelo... jejejeje

Barbie dijo...

ja ja ja gracias por tus palabras!! es verdad lo de la esperanza, los sueños... tampoco me gustaria que los eduquemos con el noticiero o no darles la posibilidad de creer que puede haber algo mejor... sigo viendo historias de amor, y elijo la mia de hoy, porque es real...
Un abrazo!!!

Guso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guso dijo...

No podemos vivir sin sueños. Aún el corazón más escéptico tiene la esperanza de dar un beso en el que le tiemblen las rodillas.

La Incondicional dijo...

Justamente por eso son "cuentos". Lo que habría que estimular, en mi humilde opinión, es la lectura crítica de los niños en lugar de colocar a esas imbéciles como paradigmas femeninos. Quizás funcionan bárbaro como estereotipos de su época, pero definitivamente no de la nuestra. Y creeme que si no me sumo a tu quema es solo porque esos cuentos suelen estar muy bien escritos, nada más que por eso. Gracias por visitar mi blog, me gustó mucho el tuyo!!!!

Fiore dijo...

Que viva los sueños y el poder de soñar, es un vicio

un bso!